domingo, 1 de abril de 2012

Comienza desde ti.

Los días no comienzan con el sol

nacen desde tu espera, desde que la imaginación te dibuja

entre los jardines, reboloteando sobre las sonrisas..

las nubes se llenan de tu eco y de las lluvias de temporada;

baja tu nombre y se abre el telón

vienes rebotando en todo lo que parece florecer, en los pasados que renacen.

Eres un huracán que va arrancando todo lo que alguna vez planeé, para regalarme un nuevo amanecer,

No puedo decir que tu llegada fué planeada por mortales, pero si por Dios..

parece que habíamos de esperar una bendición que refugiara nuestros sueños

Un conjuro de viejos magos,

un tornado que arrancara las heridas y que de maderas construyera un resguardo,

uno resguardo nhabitado por nosotros, por las risas próximas y abrazos que habremos de compartir en todas tus victorias y en todas tus derrotas...

Me siento aún como árbol sin fuerzas para cargar un fruto, pero dentro de mí, más atrás de mis pulmones te miro diferente, un sortilegio con mirada, que seguramente arropará mis años; que me dará la fuerza, el sentido fotosintético que intensifica los valores necesarios para crear una familia.

Te amo y te espero Santiago Sánchez.

Guillermo Sánchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada